Encontrarás en el interior de la lata de MICROGIARDINO un sobre con alrededor de 5 semillas de tomates cherry.
Entierra las semillas levemente en el sustrato.
Empieza a plantar en un clima cálido. Necesitarás 2 o 3 meses de clima cálido o caluroso para cultivar y cosechar tus tomates.

Riega la planta de forma regular. Es necesario regar las semillas o el plantón cada 2 o 3 días. La tierra debe estar húmeda todo el tiempo. Si en algún momento la sientes seca, riega la tierra hasta que vuelva a humedecerse. La tierra debe verse saturada, no encharcada. Asegúrate de que la lata de MICROGIARDINO tenga un buen drenaje.

La idea es que te quedes en la lata con sólo una de las plantas que crecen en la misma, pudiendo transplantar el resto a una superficie mayor o desecharlas, como prefieras. Elige la que crece mejor y quédate con esa en la lata, puedes colocarle un tutor para que crezca derecha.

Poda la planta siempre que sea necesario. Una vez que la planta esté más grande, será necesario podarla cada cierto tiempo. Pódala cuando los brotes y las ramas empiecen a crecer fuera del tallo central y cuando las hojas se vean secas o muertas. Usa para esto una tijera.
Cosecha los tomates después de 8 a 10 semanas. El plantón empezará a florecer en un mes. Las flores se transformarán en pequeños frutos verdes. Después de unas semanas, los tomates cherry estarán maduros y listos para recolectarlos.
Recuerda que los tomates deben salir del tallo con facilidad. No tires de la fruta ni la tuerzas para sacar un tomate. Recoge los frutos de forma individual cada día.
La planta seguirá produciendo tomates hasta la llegada de la primera helada.

...

 

El tomate cherry  o cereza, es un fruto pequeño y que se cree es una mezcla genética entre Solanum pimpinellifolium y tomates de jardín domesticados. ​ El tamaño del tomate cherry varía entre una yema de un dedo y una pelota de golf, y de forma esférica o obolonga. Suele ser de color rojo, y existen variedades de color amarillo, verde, y negro.
Los tomates cherry crecen con rapidez y madura pronto. La planta de tomate cherry es una de las más populares para cultivar debido a que es fácil de cuidar y produce una cosecha rápida.

Tomate cherry - Huerta en lata Microgiardino

$425 $315
Tomate cherry - Huerta en lata Microgiardino $315

Encontrarás en el interior de la lata de MICROGIARDINO un sobre con alrededor de 5 semillas de tomates cherry.
Entierra las semillas levemente en el sustrato.
Empieza a plantar en un clima cálido. Necesitarás 2 o 3 meses de clima cálido o caluroso para cultivar y cosechar tus tomates.

Riega la planta de forma regular. Es necesario regar las semillas o el plantón cada 2 o 3 días. La tierra debe estar húmeda todo el tiempo. Si en algún momento la sientes seca, riega la tierra hasta que vuelva a humedecerse. La tierra debe verse saturada, no encharcada. Asegúrate de que la lata de MICROGIARDINO tenga un buen drenaje.

La idea es que te quedes en la lata con sólo una de las plantas que crecen en la misma, pudiendo transplantar el resto a una superficie mayor o desecharlas, como prefieras. Elige la que crece mejor y quédate con esa en la lata, puedes colocarle un tutor para que crezca derecha.

Poda la planta siempre que sea necesario. Una vez que la planta esté más grande, será necesario podarla cada cierto tiempo. Pódala cuando los brotes y las ramas empiecen a crecer fuera del tallo central y cuando las hojas se vean secas o muertas. Usa para esto una tijera.
Cosecha los tomates después de 8 a 10 semanas. El plantón empezará a florecer en un mes. Las flores se transformarán en pequeños frutos verdes. Después de unas semanas, los tomates cherry estarán maduros y listos para recolectarlos.
Recuerda que los tomates deben salir del tallo con facilidad. No tires de la fruta ni la tuerzas para sacar un tomate. Recoge los frutos de forma individual cada día.
La planta seguirá produciendo tomates hasta la llegada de la primera helada.

...

 

El tomate cherry  o cereza, es un fruto pequeño y que se cree es una mezcla genética entre Solanum pimpinellifolium y tomates de jardín domesticados. ​ El tamaño del tomate cherry varía entre una yema de un dedo y una pelota de golf, y de forma esférica o obolonga. Suele ser de color rojo, y existen variedades de color amarillo, verde, y negro.
Los tomates cherry crecen con rapidez y madura pronto. La planta de tomate cherry es una de las más populares para cultivar debido a que es fácil de cuidar y produce una cosecha rápida.